En aluminio, todo son ventajas.

  1. Las puertas de aluminio no se hinchan por efecto de la humedad ni se deterioran por el contacto del agua.
  2. Son más resistentes al paso del tiempo. No se estropean ni descomponen.
  3. Se limpian fácilmente.
  4. Fáciles de montar y desmontar por cualquier usuario, sin que se requieran conocimientos profesionales.
  5. Se pueden colocar tanto en premarcos de aluminio como de madera.
  1. Pueden ajustarse fácilmente a las posible dilatación de la obra o del premarco.
  2. Permiten un diseño totalmente personalizado.
  3. Son inmunes a los microorganismos: las puertas de aluminio son 100% resistentes a la carcoma, las termitas y cualquier insecto.
  4. Los tapajuntas son muy fáciles de quitar y poner a la hora de pintar.
  5. Se pueden suministrar con acabado antibacteriano.
  1. Son respetuosas con el medio ambiente. Las ventajas que presentan en términos de aislamiento, mejoran la eficiencia energética de la vivienda y contribuyen a la reducción de emisiones de CO2.
  2. Son sostenibles. El aluminio, considerado el metal verde, es una de las pocas materias primas que existen de manera ilimitada por lo que su uso y transformación no merma las reservas de recursos naturales del planeta. Además es 100% reciclable y contribuye a la denominada economía circular ya que se puede reciclar una y otra vez sin que pierda sus propiedades.
  3. Por las propiedades del aluminio, ofrecen un notable incremento en seguridad.


Encima
Menú
Cerrar
Carro
Cerrar
atrás
Cuenta
Cerrar